El Inter Miami debe centrarse en mejorar en Columbus

Esta semana, mientras el mundo celebra goles, victorias y clasificaciones, el Inter Miami es un funeral. Su quinta derrota consecutiva los ha dejado prácticamente fuera de los playoffs, mientras su entrenador Phil Neville fue multado por descargar toda su furia contra el arbitraje.

Miami Mundo / El Nuevo Herald

Después de caer el pasado sábado 1-0 en casa de los New York Red Bulls el técnico del Inter ofreció una explosiva rueda de prensa en la que se quejó de estar siendo “engañado” por los árbitros.

“No quiero sonar como un disco rayado, pero algo está fundamentalmente mal en la forma en que los árbitros tratan al Inter Miami”, dijo Neville. 

“Estamos jugando en una de las mejores ligas del mundo y estoy teniendo una gran experiencia, pero tengo un vestuario que está haciendo preguntas reales sobre la integridad de la liga en términos de las decisiones”.

Y es que sobre la hora de juego al ariete de Miami Gonzalo Higuaín le anularon un gol que suponía el empate 1-1 y que el VAR en primera instancia dio por válido, pero acto seguido rectificó y anuló el tanto cuando el argentino celebraba. 

La semana pasada también le fue anulado un gol que pareció legal al delantero Julián Carranza en Portland y en el anterior partido le fue cantado erróneamente al Inter un penal en contra por una mano del defensa Leandro González. 

“Hemos tenido nuestra integridad cuestionada este año. Nos tiraron piedras y tuvimos que aguantar un montón de mierda y cuando te equivocas lo aceptas”, comentó el DT. 

“Espero no dar la impresión de ser un mal perdedor. Felicitaciones a Red Bulls. Pero estoy harto de recibir correos electrónicos los lunes que dicen: ‘Lo siento, las llamadas podrían haber sido al revés’”.

Y eso es cierto, Neville nunca antes había señalado al arbitraje, el punto negro de la MLS. Pero se unió los errores consecutivos con los malos resultados y no pudo más y sacó su lado más humano.

Ojalá se realice la masiva investigación que él clamó, ojalá mejore el arbitraje de la liga, ojalá los árbitros comiencen a tratar con más respecto al Inter; sin embargo, esto no le devolverá los puntos y en todo caso si los árbitros no se hubieran equivocado en estas últimos tres partidos, Miami solo habría sumado tres puntos y eso tampoco le alcanza.

El Inter con 32 puntos (9-5-14) está en puesto 11 de la Conferencia Este a ocho del Montreal que con 40 unidades ocupa la séptima plaza ( la última que da derecho a ir a los playoffs) cuando solo quedan seis juegos para el final de la campaña regular.

El primero, este sábado 16 de octubre (6 p.m.), en la cancha del Columbus Crew. Si bien la situación es muy delicada, matemáticamente hay posibilidades y siempre que hay esperanza hay vida, por lo que el Inter debe salir a muerte en estos seis choques.

Son 18 puntos los que están en juego. Después del Crew (10mo), Miami juega en casa contra los colistas Toronto (13ro) y Cincinnati 14to), por lo que podría sumar nueve. Luego viaja a Atlanta (8vo) en un partido revancha, recibe al New York City (6to) y cierra en casa del New England Revolution, que seguro ya aseguró el 1er puesto y jugaría con suplentes.

El problema es que el Inter, además de ganar, tiene por encima a Montreal (40), Atlanta (39), Red Bulls (37) y Columbus (34) y necesita que estos pierdan al menos tres partidos.

Aunque esto no es lo peor, sino el modo que está jugando el equipo con un sistema 5-2-3 que no funciona con unos jugadores a los que se les ha olvidado el fútbol y que además están fundidos física y mentalmente. 

De igual modo, y así se espera, el Inter Miami puede resurgir apelando a su orgullo, con una mayor entrega, una mayor motivación y algún retoque de Neville en su fallida alineación, además de poder contar con todos sus hombres.

Comparte

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Share on email

Noticias Recientes

Miami Mundo Noticias, Informate de todo lo que es noticia en miami y el mundo, entrevistas, Opinión, Entretenimiento, Deportes, toda la noticia que necesitas la encuentras en un solo lugar.